Una mujer denunció en redes sociales que encontró gusanos en las medialunas rellenas de jamón y queso que compró en una panadería para compartir con su hijo.

El hecho ocurrió en Granadero Baigorria, Rosario, Santa Fe, donde una mujer concurrió con su pequeño hijo de dos años para comprar medialunas para el desayuno y se llevó la desagradable sorpresa de encontrar gusanos dentro de ellas.

“No tenía pensado hacerlo público, pero hablando con mi médico y tratándose de comida lo voy a hacer. El jueves me iba de viaje y pasé a comprar a las 6.45 AM facturas a Panadería Avenida en Granadero Baigorria, enfrente de la estación de servicio, para comer en el camino”, describió la mujer llamada Milena.

Embed

“Mi hijo en la oscuridad del auto comió esta porquería; luego yo sin darme cuenta. Desde ese día siento un asco terrible a todo lo que estoy por comer y ni hablar del disgusto y malestar. ¡Un verdadero asco!”, manifestó la mujer en contacto con Rosario 3.

Milena contó que luego “llamé por teléfono y no me creían. Hasta que cortaron una medialuna rellena y empezaron a decir que yo tenía razón. Y me dijeron "pasá que te devolvemos la plata". ¡Obviamente no fui porque ya estaba a varios kilómetros y porque nunca más pienso pisar ese lugar. ¿Nadie controla los lugares adónde venden comida?”, se preguntó indignada.

A Milena le salieron ronchas en el cuerpo a los pocos días. “Por suerte el nene está bien. Sólo tuvo dolor de panza y asco que es normal por la situación. La pediatra de mi hijo me dijo que debía denunciarlo, así que me estaré comunicando con bromatología”, concluyó.

Comentá y expresate