Marisa vive en avenida Constitución al 5500, en la zona de las cervecerías, y para evitar que los automovilistas estacionen en la trotadora de su casa colocó dos carteles de prohibido estacionar. El domingo por la noche cuando intentaba ingresar a su vivienda, se topó con un auto en la entrada. La conductora del vehículo, una agente del Servicio Penitenciario, apareció una hora después y la amenazó.

Voy a abrir las rejas y que vengan 1500 presos para vos”, expresó la dueña del auto. Cuando la propietaria de la casa le contestó “mirá cómo tiemblo”, la agente fue más allá: “No vas a temblar, te vas a morir”. Todo quedó registrado en un celular.

Según relató Marisa a Telediario, el noticiero de Canal Diez, tras ver el auto estacionado en su casa, recorrió todos los locales para dar con la conductora. “Luego de una hora apareció la mujer, presentándose como suboficial auxiliar. Le pregunté si no se había dado cuenta, a pesar de que es grande y tiene dos carteles”, indicó.

“La mujer empezó a insultarme – continuó–. Le dije que iba a llamar a la Policía para que le hicieran la multa y por estar insultando. Amenazó con abrir las rejas y mandarnos 1500 presos a nuestra casa, eso es muy grave”.

Pero eso no fue todo, la conductora también amenazó a un agente de seguridad privada que acudió al lugar.

En las cámaras de seguridad de la cuadra se ve que la mujer estacionó a plena luz del día, a las 19.12. Marisa reveló que en la comisaría no le quisieron tomar la denuncia, por lo que acudió a la Fiscalía general de Cámaras.

“No puedo creer que tenga la libertad de abrir una reja y mandar a matar a alguien por una simple discusión”, enfatizó la dueña de la casa.

Embed

Comentá y expresate