Embed

Dos motochorros intentaron asaltar el drugstore de una estación de servicio en Tucumán y uno de ellos terminó recibiendo una terrible golpiza que casi le cuesta la vida.

Los testigos contaron que uno de los motochorros tenía apuntado con una pistola al playero y apretó el gatillo en dos oportunidades, pero como no salió ningún tiro, el joven se le abalanzó y se defendió a golpes.

La secuencia dura unos segundos. El empleado redujo al ladrón ante la mirada de sus compañeros y clientes, que a los gritos le pedían que dejara de pegarle.

"Te voy a matar, te voy a matar", le gritaba, mientras el delincuente trataba de zafar de los manotazos del playero. Finalmente llegó la policía y se hizo cargo de la detención.

Comentá y expresate