Una increíble y tensa situación vivió Georgina Barbarossa mientras conducía su ciclo Quedate con Georgina por Crónica TV. El magazine se desarrollaba con normalidad, hasta que le dieron paso a un móvil de exteriores que estaba en la Costanera, donde mostraron a un parrillero que quería suicidarse con un cuchillo en su cuello.

Embed

El trabajador se llama Juan Carlos Palacios y hace cuarenta años que está al frente del puesto de choripanes en Costa Salguero. Según manifestó en el móvil, tenía promesas por parte del Gobierno de la Ciudad para darle habilitaciones provisorias, pero eso nunca ocurrió y por eso, se atrincheró cuando vinieron las autoridades a levantarle el puesto.

Encadenado en una mano a la puerta del carrito, pidió a gritos que las cámaras de Crónica cubrieran lo que pasaba, mientras sus hijos y sus yernos querían convencerlo de que deponga su actitud.

Finalmente, y después de varios intentos, le acercaron un teléfono a Juan Carlos, quien estuvo casi una hora dialogando con Georgina y los periodistas que la acompañaban en el estudio: Ricardo Fioravanti, Gustavo Chapur, Leo Arias y Daniel Gretzchel.

Entre todos iban tranquilizando al trabajador, mientras le explicaban que por su familia, tenía que sacarse esa idea de matarse. Georgina lo contuvo en varios tramos de la charla y en todo momento, le transmitía tranquilidad.

A las 14, Chiche Gelblung tomó la posta y siguió con el tema, aunque lo más grave ya había pasado. Juan Carlos se había quitado el cuchillo de su garganta y estaba con su abogado y las autoridades del Gobierno de la Ciudad decidiendo los pasos a seguir. "Estuviste muy bien", la felicitó Gelblung a Georgina.

Comentá y expresate