Comparten como grupo la pasión por el running. En la medida de las posibilidades, en superficies abiertas y exigentes, entre bosques o playas complicadas por los médanos. Acostumbradas a esos desafíos fuertes, alcanzar la terraza de un edificio de tres pisos no les resultó un imposible.

Estas mujeres, oriundas de La Plata, imaginaron y concretaron un inédito pero exitoso plan para poder estar cara a cara con una integrante del grupo que permanece internada en el Hospital Fleming de Capital Federal, donde afronta un tratamiento por cáncer, según se pudo conocer.

Embed

En tiempos de coronavirus las visitas a todos los establecimientos de salud están restringidas o, peor aún, prohibidas. Por eso, ansiosas por darle una voz de aliento de una manera distinta al apoyo diario que le brindan vía teléfono y redes sociales, se decidieron a llegar como sea hasta el octavo piso de la clínica.

Para cumplir la misión encargaron una grúa mecánica y sobre su base se subieron para sorprender a Camila: “No pueden con nosotras”, le gritaron cuando la vieron asomada por la ventana que da a una terraza, desde donde tuvo vista clara y directa a esta loca aventura de sus amigas.

Según se ve en el video difundido por el diario El Día, desde la grúa la llenaron de elogios y palabras de aliento para quien lleva allí más de dos meses de internación. La paciente, con su celular, también pudo grabar a sus amigas para un recuerdo de una verdadera e increíble demostración de amor y amistad

Comentá y expresate