La escena pareció de película. Un colectivo circulaba por las calles de Córdoba capital el domingo por la mañana cuando un auto lo chocó en la parte delantera derecha de la carrocería y por eso desvió su rumbo. Como justo estaba por ingresar a un puente sobre el río Suquía, el cambio en su trayecto provocó que el micro de la línea C1 de la empresa Tamse venciera la barrera de contención y cayera al vacío con seis pasajeros en su interior.

Embed

De esta manera, primero la parte de adelante se incrustó en la costa y después el sector de atrás bajó con fuerza al suelo de tierra. Afortunadamente, la unidad no llegó a alcanzar el agua. En tanto, el automóvil pudo detener su marcha sin sobresaltos sobre el puente.

Esa secuencia que se inició cuando el vehículo particular no se detuvo y fue de lleno contra el transporte de pasajeros que pasó con el semáforo en verde quedó registrada en las cámaras de seguridad dispuestas en esa zona de la capital cordobesa. Ahora, es una prueba que el sistema 911 aportará para la resolución de este siniestro en la Justicia. El siniestro ocurrió ayer por la mañana, alrededor de las 8, en la esquina del puente Maldonado y Costanera Norte.

La información inicial detalló que en el colectivo que se precipitó hacia el río viajaban una chofer mujer y seis pasajeros hombres. Mientras, el conductor del otro auto, un Chevrolet Onix, habría cruzado con el semáforo en rojo. En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve cómo un vehículo esperaba el paso, mientras que el Chevrolet no se detuvo.

De acuerdo a los medios cordobeses, Accidentología Vial le realizó a ambos conductores las pruebas correspondientes y El Doce TV refirió que, según la Municipalidad de Córdoba, se determinó que el hombre que viajaba en el Onix tenía alcohol en sangre, pero no especificaron la cantidad.

Como se puede observar en las grabaciones de este fin de semana, varios de los ocupantes del transporte público sufrieron golpes por el fuerte impacto y debieron ser atendidos en el lugar. Incluso, tuvieron que ser retirados de la unidad con camillas y cuellos ortopédicos, y uno de ellos perdió el conocimiento. Por su parte, quien manejaba el Onix también sufrió heridas y la trompa del auto quedó destrozada. En el lugar trabajaron personal de Bomberos, de Defensa Civil y ambulancias de los servicios de emergencias.

“Todos fueron asistidos. El diagnóstico de la mayoría es traumatismos varios, pero no hay personas con lesiones graves”, detalló en ese momento el comisario Gustavo Ceballos a Vía Córdoba. Pese al tenor del siniestro vial, no hubo que lamentar víctimas fatales.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate