Un suboficial de la Policía de Corrientes fue denunciado penalmente por sus superiores luego que arrollara con un patrullero a un perro que estaba en la calle. El hecho ocurrió en la zona urbana de la ciudad de Goya y el policía además fue trasladado y se le inició un sumario interno.

Según publicó Clarín, el acusado podría recibir una condena de hasta un año de prisión en suspenso, lo cual pondría fin a su carrera dentro de la institución.

Embed

Para los referentes de diferentes ONG vinculadas a la protección de animales, el accionar del cabo primero Jorge Sedano quedó encuadrado en lo establecido en el inciso 7 del artículo 3 de la Ley 14346, sobre malos tratos y actos de crueldad a los animales.

Ese apartado establece como un acto de crueldad “lastimar y arrollar animales intencionalmente, causándoles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad”.

El hecho ocurrió este martes a las 11.30 aproximadamente y fue registrado por las cámaras de seguridad de una vivienda ubicada sobre la calle Catamarca casi Juan XXIII, en el barrio Scófano de Goya.

Un patrullero pick up de la Policía de Corrientes afectado a una comisaría de la ciudad, redujo su marcha al advertir que un perro negro de gran porte caminaba por el medio de la calle.

Sedano primero frenó el vehículo hasta casi detenerse, pero inexplicablemente volvió a tomar velocidad cuando el animal seguía frente a la camioneta.

El móvil policial aplastó con las dos ruedas izquierdas al perro, situación que no pudo pasar inadvertida por el conductor. Pese a ello, no detuvo la marcha. El perro, de nombre Lobo, fue llevado de urgencia a una veterinaria por sus propietarios, pero finalmente murió a causa de las fracturas.

El video del hecho se viralizó rápidamente en las redes sociales y causó una profunda indignación entre los vecinos y las organizaciones que luchan contra el maltrato animal.

El jefe de la Policía de Corrientes, el comisario general Alberto Arnaldo Molina, sostuvo que “el conductor del patrullero fue puesto a disposición de la Fiscalía, y en la parte administrativa quedó sujeto a las sanciones disciplinarias” establecidas en el reglamento policial.

Molina sostuvo que en su descargo Sedano dijo que “creyó que el perro cruzó. Él adujo que no tuvo la intención de chocarlo, pero es evidente el video”.

El intendente de Goya, Mariano Hormaechea fue uno de los que salió a pedir una sanción para el suboficial. “Ya se tomaron medidas y sanciones por el atropello que realizó el policía a un perro en la vía pública. Lamentamos profundamente lo sucedido”, afirmó.

Desde la Jefatura de Policía dispusieron el inmediato traslado de Sedano a la comisaría de la localidad de Chavarría, al menos hasta que se resuelva su situación en el sumario interno.

Analía Gómez, presidente de la Asociación Civil Conciencia Verde Corrientes, que trabaja en la protección animal, no dudó en calificar como muy grave el hecho.

Sobre Sedano dijo que “es quien tiene que resguardar la ley, y sin embargo es quien la está infringiendo. Y lo peor es que lo hace con total alevosía y contra alguien que está en inferioridad de condiciones. El animal no sabe de las leyes de tránsito. No le costaba nada esperar un poco a que se salga del camino”.

“Acá quedó demostrada la alevosía. Él (Sedano) no puede decir que el perro se le metió. Actuó de tal manera que provoca la muerte del animal. Es grave por eso y porque encima es un agente de policía en funciones, y lo atropella con el patrullero”, insistió Gómez.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate