Fue tal vez el momento más desconcertante de la apertura de las sesiones ordinarias. El presidente Mauricio Macri hablaba ante la Asamblea Legislativa, hasta que se vio sorprendido por los gritos de una mujer.

La irrupción de Johanna Picetti

Se trataba de Johanna Picetti, la dirigente que integraba la lista de candidatos a diputados de Cambiemos pero no pudo asumir por "inhabilidad moral".

"Diputada, retírese", alzó la voz Gabriela Michetti para ponerle fin a un episodio que no estaba en ningún libreto. Instantes después advirtió de quién se trataba y replicó: "Me dicen que usted no es diputada, no puede estar acá".

Para entonces Picetti estaba en la entrada al recinto pero ante la advertencia de Michetti redobló la apuesta y comenzó a bajar para ubicarse cada vez más cerca del jefe de Estado.

Quedó a mitad de camino en las bancas que ocupan los diputados del Frente para la Victoria y desde allí dijo: "Soy diputada electa, puedo estar acá". La respuesta de Michetti no demoró: "La Asamblea es para diputados y senadores en funciones no electos", pero nada la perturbó allí se quedó escuchando el discurso de Macri quien durante ese intercambio giró para preguntarle a Emilio Monzó: "¿Quién es?".

Comentá y expresate