Alfredo Casero protagonizó un tenso momento en un canal de noticias: durante un debate en el programa de Luis Majul golpeó de manera violenta la mesa del estudio y comenzó a increpar a los gritos a los panelistas. Finalmente se retiró del lugar.

El actor, que suele compartir abiertamente sus opiniones políticas, estaba debatiendo sobre el discurso que había brindado más temprano la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Chaco y sobre otros temas de actualidad política.

Embed

La tensión comenzó cuando el humorista empezó a hablar de manera efusiva del tema y el conductor le preguntó al invitado si podían “conversar tranquilos”. “¿Por qué me mirás así? ¿Estás enojado?”, continuó.

Ante esto, Casero prosiguió con el argumento que estaba dando: “Porque nosotros estamos viendo lo bien o lo mal que se viste una persona, o lo mucho o lo poco que habla, me refiero a Cristina Fernández de Kirchner, porque yo no le tengo ni un pu... miedo a nadie, por eso lo puedo decir de la misma manera, y por más que me quieras dejar como un freak, o como un loco, yo te puedo decir... sí, porque vos estás molesto conmigo, estás molesto conmigo y lo siento. No me molesta, pero yo se los tengo que decir”, remarcó.

“Si a vos no te molesta a mí tampoco, ¿eh? Yo no tengo problema”, respondió Majul, a lo que su invitado, ya un poco irritado, lanzó un “ay, qué plomo, Dios mío”.

Casero volvió a pedir la palabra, pero fue brevemente interrumpido por Majul, tras lo cual pidió “terminar” lo que estaba diciendo y, visiblemente enojado, hizo un minuto de silencio para después golpear fuertemente la mesa.

“Ustedes son una maga de... todos ustedes, todos los que están haciendo en este país, todo lo que vienen haciendo, lo están haciendo absolutamente sabiéndolo. Los periodistas, los políticos, lo saben. Saben lo que están haciendo y se están llevando todo”, comenzó a decir.

Luego de eso, el actor se paró, se sacó el micrófono y empezó a caminar hacia la salida del estudio del canal LN+, pero mientras lo hacía se dirigió directamente a Majul, a quien señaló con el dedo y le advirtió: “No me tomés por pelotudo porque después te cagás en las patas y empezás a ver Mandelas por todos lados”.

Antes de retirarse completamente, Casero siguió cuestionando duramente a los periodistas, a los que criticó porque, a su entender, cuando “les va bien lo primero que hacen es ponerse chupines y ganar plata, mientras la gente está en la calle y sigue viendo si está bien o no que esa persona esté ahí”.

Comentá y expresate