Mientras Lali Espósito continúa su gira con "Disciplina Tour", se hizo un espacio para visitar uno de los programas radiofónicos del momento, Nadie Dice Nada, que se emite por el canal Luzu TV y que conduce Nico Occhiato. Allí, en el espacio distendido que caracteriza al ciclo, la cantante habló sobre su sexualidad.

Es que una de las particularidades que tiene Disciplina Tour es que arriba del escenario se puede ver una Lali Espósito más sexualizada que antes. Se han viralizado videos en redes sociales de la cantante besando diferentes artistas que pasaban por el concierto, sin distinción de sexo, como la China Suárez, Kevsho o la propia Nati Jota, que integra el equipo de Nadie Dice Nada.

De hecho, fue la joven periodista la que le consultó a la ex Casi Ángeles por esa conducta más "sexualizada" en los últimos shows. A partir de esa pregunta, Lali Espósito se expresó sobre cómo vive esa faceta suya, cómo la canaliza a través de la música y sobre cómo se dio cuenta, en el último tiempo, de que también le gustan las mujeres.

Embed

“Fui, de manera inconsciente compartiendo a través de mi música, y por ende con la gente, mi propio descubrimiento sexoafectivo, mi manera de sentir mi sexo, y mi manera de sentir amor en el formato que sea”, respondió Lali a Nati Jota.

“Mis experiencias reales del último tiempo me hicieron dar cuenta de mis propias hipocresías, conmigo misma, no para el afuera, me mentía un montón, no aceptaba un montón de cosas que me gustaban, que quería…”, añadió.

Sobre eso que Lali Espósito no aceptaba, se refería a que, por ejemplo, le "gustaban las minas, o que tenía como una dualidad". La cantante y actriz explicó que solía dejar a un lado el hecho de sentirse atraída por una chica, y optaba por ponerse de novia con varones.

“Yo no era consciente de que era la construcción de la chica de la tele, políticamente correcta y simpática”, expresó, y luego aclaró: “Ser simpática me sale natural, pero sentía que estaba ocultando algo”.

image.png

Lali también contó cómo expresó todo eso a través del arte. “No tengo por qué contarle a la gente todo lo que me pasa, pero en los últimos años me di cuenta que, por lo menos en mi música, necesitaba ser más franca y sentía que hay un público que necesita representación que no tenía una canción como “Dos son tres” o como “N5″ dentro del tipo de pop que hago”, reflexionó.

“Yo no tenía una canción así en mi repertorio y ese público no las tenía en español con ese tipo de sonido que yo hago. Es subjetivo si te gusta o no, pero no estaba”. analizó. Y aclaró que con estas palabras no buscaba ser ejemplo: “Yo hago una canción como “N5″ y no tengo la necesidad de explicar si eso es real o no. Si me lo preguntás, es lindo charlarlo. Pero habla la canción. No sentí la necesidad de explicar demasiado”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate