Familiares y allegados a Lucía Bernaola protagonizaron un momento de tensión en la segunda jornada del juicio por su muerte: durante la salida del imputado, Federico Sasso, comenzaron a gritar y a insultarlo.

Cuando la camioneta en la que trasladaron al acusado avanzó hacia la salida de Tribunales, uno de los jóvenes que estaba en el lugar le pegó una trompada a uno de los vidrios del vehículo. Inmediatamente fue aprehendido por los efectivos que custodiaban la salida.

Embed

Sasso salió luego de sufrir una crisis nerviosamientras uno de los testigos explicaba este martes cómo impactó con su auto a Bernaola en la madrugada del 4 de junio de 2017.

“Se empezó a sentir muy angustiado, como que le faltaba el aire. Entró en shock, empezó a temblar, lloraba y el Tribunal mismo interrumpió y propuso que se retire a una sala contigua. Ahí lo revisaron y se lo llevaron del edificio”, explicó Facundo Caparelli, abogado de Sasso.

Tras retirarse de Tribunales, Sasso recibió asistencia de una médica psiquiátrica en su domicilio de arresto, que fue modificado de Balcarce a Mar del Plata para facilitar los traslados en el juicio.

Comentá y expresate