Una menor escapó del edificio donde fue abusada sexualmente y fue rescatada mientras deambulaba por la zona de la Rambla. La Policía detuvo a su madre y a su padrastro, acusados del abuso.

Durante la mañana del miércoles efectivos del Comando de Patrullas acudieron a la Rambla tras un llamado al 911 donde manifestaban que había una joven que deambulaba desorientada. Al llegar, la Policía encontró a la adolescente desnuda, cubierta con una frazada manchada con sangre. La joven estaba en estado de shock, no hablaba, sólo pudo decir su nombre y que tenía 17 años.

Embed

Con el fin de no demorar la atención que debía recibir, los efectivos decidieron llevarla en el patrullero hasta el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) donde también se presentó personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia para brindarle contención a la joven.

En forma simultánea, efectivos de la subcomisaría Casino comenzaron a trabajar en el lugar donde habían hallado a la menor y pudieron establecer que había salido desde un edificio ubicado frente a la Plazoleta Almirante Brown. El lugar posee cámaras de seguridad y a través de las imágenes se pudo ver a la chica salir por sus propios medios.

También se recolectaron testimonios de vecinos, que indicaron que la adolescente vivía en el lugar junto a su madre y la pareja de la mujer, a quienes también se los vio salir horas antes. En otra secuencia de los videos se ve como ingresan los tres juntos.

Embed

Los mismos vecinos manifestaron que el hombre solía aparecer en paños menores en los pasillos del edificio y que sabían que la mujer había sido denunciada en otras oportunidades por maltrato hacia otro de sus hijos, que ahora vive con su padre biológico.

El fiscal Leandro Arévalo dispuso una orden para dar con el paradero de la madre de la menor y el hombre, que ya habían sido identificados. Los efectivos recorrieron las zonas cercanas al domicilio y en la Plaza Colón encontraron a la pareja de 52 y 47 años.

Ya con los elementos de prueba colectados, el fiscal Arévalo solicitó a la Justicia de Garantías una orden de allanamiento para registrar el domicilio de donde había huido la menor, lugar al que concurrió Policía Científica. Se procedió al secuestro de ropa interior y vendas con manchas de sangre, prendas de vestir, y se levantaron muestras de sangre y semen.

Detenido abuso.jpeg
detenida abuso.jpeg

El fiscal Arévalo dispuso la aprehensión de la pareja por el delito de abuso sexual agravado por ser la víctima menor de edad y por la situación de convivencia. Fueron alojados en la Unidad Penal 44 de Batán y en el destacamento Femenino.

Comentá y expresate