Lionel Messi convirtió este domingo el segundo gol de su equipo y llegó a los 400 en la liga española. Fue en el 3-0 sobre el Eibar, en el Camp Nou. La victoria, además, le permitió a su equipo sacar otra vez cinco puntos de ventaja en la cima.

Embed

Messi es el máximo artillero en la historia de la competición desde el 22 de noviembre de 2014, cuando con el hat-trick anotado contra el Sevilla (5-1) superó a Telmo Zarra, hasta entonces el jugador que había convertido más tantos en el torneo (252).

Ahora, el crack rosarino llegó a los 400 y lo hizo en 435 partidos, con un promedio de 0,92. Una bestialidad. Ese gol, el de su cuarta centena, lo hizo tras definir cruzado en el área rival, después de eludir a dos defensores.

Los otros dos goles fueron obra del mejor socio que tiene el argentino. Luis Suárez, con dos exquisitas definiciones, hizo el primero y el tercero del Barcelona este domingo. Uno desde la izquierda y otro desde la derecha.

El Barça necesitaba ganar tras el triunfo del Atlético de Madrid dirigido por Diego Simeone, que este domingo venció 1 a 0 (gol de Griezmann, de penal), al Levante. El conjunto catalán se mantiene ahora como único líder a cinco puntos de los madrileños.

Por su parte, el Real Madrid de Solari aprobó un nuevo examen: alcanzó la tercera ubicación al superar por 2-1 como visitante al Betis con un gol de Dani Ceballos sobre la hora. Modric había abierto la cuenta para los merengues y Canales puso el empate parcial para el local.

El Sevilla, que en esta jornada cayó como visitante del Athletic de Bilbao por 2-0, comparte el tercer puesto con el Real, aunque con mejor diferencia de gol.

Comentá y expresate