Ricky Martin rompió el silencio tras ser denunciado por su sobrino Dennis Yadiel Sánchez por presunta violencia doméstica. El Tribunal de Primera Instancia de San Juan, Puerto Rico, archivó el caso tras semanas de investigaciones y el cantante se expresó en las redes sociales.

“Tengo casi cuatro décadas trabajando en los escenarios, en el ojo público y nunca había tenido que lidiar con algo tan doloroso como lo que he vivido en las últimas dos semanas. Fui víctima de la mentira”, expresó.

El artista puertorriqueño dijo su sobrino estaría atravesando por problemas de salud mental y, aunque no lo mencionó, posiblemente ese fue el origen de sus acusaciones en su contra: “Desafortunadamente el ataque vino de un miembro de la familia que tristemente está lidiando con problemas mentales, que lo único que le deseo es lo mejor, que encuentre la luz”.

“No me pude defender antes porque hay un proceso que yo tenía que seguir donde se me exigía estar en silencio hasta yo poder desahogarme frente a un juez y así fue”, continuó.

Ricky confesó que toda la situación le causó mucho daño, no solo porque las acusaciones surgieron dentro de su círculo familiar, sino porque también perjudicaron su matrimonio con Jwan Yosef y alcanzaron a sus hijos: Lucía, Valentino, Matteo y Renn.

“La mentira hace mucho daño. Me hizo mucho daño a mí, a mis hijos, a mi esposo, a mis padres, a todos mis familiares [...] Hoy me toca sanar porque estoy muy dolido. Voy encontrar calma y el silencio necesario para volver a ver la luz al final del camino como siempre lo hice”, señaló.

Finalmente, agradeció el inigualable apoyo que recibió en redes sociales y reiteró que durante las últimas semanas trabajará en recuperarse.

Dentro de su testimonio, Dennis declaró que supuestamente había sostenido una relación amorosa con el cantante, quien se habría negado a terminar y lo seguía llamando a su casa, ahí el origen de su denuncia por violencia doméstica.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate