El cajero de una pizzería denunció el robo de su teléfono celular y comprobó, al poco tiempo, que el ladrón solicitó un crédito oneroso a los cinco minutos de huir con el artefacto.

El delincuente que estaba esperanzo una pizza, sustrajo el teléfono y se fue corriendo del lugar. En los pocos minutos que tardó la víctima en dar de baja sus cuentas asociadas, constató que había sido vaciada su cuenta de Mercadopago y que habían sacado un crédito a su nombre por la suma de 100 mil pesos.

Embed

“Es la segunda vez que nos roban el celular en la tienda. En la primera ocasión lo teníamos cerca del Posnet y de la computadora con la que facturamos entonces decidimos cambiarlo al otro sector del mostrador donde el acceso es más difícil”, explicó a Vía País, Diego, dueño del local ubicado en la localidad de Nueva Córdoba

Y detalló: “En este caso la persona estuvo siete u ocho minutos, pidió una pizza, dijo que estaba esperando a su novia y sustrajo el celular. Nosotros nos dimos cuenta dos horas después”.

Además de la maniobra del crédito, el delincuente también transfirió otros 25 mil pesos que la víctima tenía en su billetera virtual.

Según los registros tardaron unos siete minutos en quedarse con todo ese dinero y realizar tres transferencias.

“Cuando nos dimos cuenta, bloqueamos el teléfono. Compré uno nuevo y cuando lo estoy configurando veo que la aplicación de Mercado Pago estaba sin dinero. Me fijo el movimiento y se había transferido unos 25.390 pesos a una cuenta de un tal Lautaro Ariel Cabanillas. Después solicitó un crédito de 100.000 pesos y también se lo transfirió”, relató Diego.

A través de la web de Mercado Pago, la víctima pudo realizar una denuncia y también hizo lo propio en la Unidad Judicial Nro. 4. La causa fue calificada como hurto seguido de delito informático.

Comentá y expresate