"Al macho escracho: me subí al 60 (Paraná y Fleming) en Plaza Las Heras a las 12.30. Estaba en el asiento de la ventana derecha y en el de la izquierda había un chabón que cada tanto se me quedaba mirando. Cuando pasamos Puente Saavedrame doy cuenta que se estaba masturbando".

El tweet es de Antonella Pozzi. Ayer, la joven denunció a un hombre que viajaba a su lado en la línea 60, en la localidad de Martínez, y se masturbaba mientras la miraba.

Embed

Angustiada, se paró de su asiento y lo denunció ante el chofer. Que tomó la decisión de buscar un control policial en Panamericana y Paraná para denunciar el hecho y entregar al acosador a la policía.

Según estadísticas oficiales, el 54% de las mujeres fue acosada verbalmente esperando en la parada o estación. El 34% fue manoseada dentro de un colectivo. Y el 23% sufrió situaciones de acoso dentro de un tren.

"El chofer no solo paró el colectivo sino que me acompañó a hacer la denuncia y las pasajeras del colectivo se quedaron conmigo, me ofrecieron ayuda para difundirlo", contó la joven desde su cuenta en twitter.

Todo ocurrió ayer después del mediodía. Y esta mañana, Adrián Acosta, el conductor, dio su versión de lo que sucedió.

"La vi nerviosa, la quise tranquilizar y la aconsejé que se quedara conmigo, que no volviera a su asiento", dijo Acosta en una entrevista con el canal de noticias TN, y agregó: "Cuando me muestra el video, durante cinco cuadras nos quedamos callados. Yo lo miraba al tipo, para ver cómo reaccionaba. El estaba sentado en el fondo y miraba para adelante".

El chofer también relató que, más allá de lo que decidiera Antonella, él iba a hacer la denuncia. "La sentí como una hermana y aparte me identifiqué con lo que les pasa a las mujeres", afirmó.

Luego les informó a los pasajeros que iban a parar. Allí fue cuando subieron los policías y decidieron bajar al hombre de la unidad.

"Lo esposaron y quedó demorado. Tenia unos 28 años. Me dijeron que era extranjero. Las mujeres que iban en el colectivo la acompañaron a ella también. La protegieron y estuvo bien, porque es muy feo lo que pasa en la calle con las mujeres", continuó Acosta.

Aunque al acosador lo detuvieron del lado de la Provincia, la denuncia quedó radicada en la Ciudad de Buenos Aires. Y aunque Acosta hizo lo que consideraba correcto, también se quejó por la reacción de sus empleadores de la línea 60.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate