Roberto Buonocore y Mariana López son pilotos de avión y quisieron sellar su amor de una forma original. Como comparten la pasión por los vuelos y acrobacias aéreas, se casaron en el aeroclub. La llegada a la ceremonia, como no podía ser de otra manera, fue en dos avionetas y con acrobacias.

Los dos son divorciados. Roberto es un abogado marplatense y Mariana, oriunda de Laprida, es médica. Ambos son pilotos comerciales y se conocieron en el ambiente de la aeronáutica. El pasado viernes se casaron en el Registro Civil del Puerto y al día siguiente, en una ceremonia con familiares y amigos, el padre Raúl Escudé bendijo a la pareja.El altar estuvo rodeado de aviones y avionetas de sus amigos, una de las postales de la celebración.

Embed

“Creí que iba a ser difícil encontrar a una mujer a la que le gustaran los aviones, compartir la pasión. Pero desde que estamos juntos viajamos y hacemos acrobacias”, contó Roberto, papá de Mateo y María Belén, de un matrimonio anterior. Mariana vivía en Tandil y desde que están en pareja con Roberto se mudó a Mar del Plata con su hija, Lucía.

A la ceremonia asistieron unos 300 invitados. “Vino gente de todo el país: Tandil, Laprida, Ushuaia, Mendoza, Corrientes, Córdoba, Santa Fe y Carlos Casares. También de Estados Unidos y Brasil”, detalló el novio. En el aeroclub se realizó un brindis y luego hubo una fiesta en un salón del sur de la ciudad. Ahora disfrutan de una luna de miel en La Polinesia.

Foto y video: drone Pablo Funes.

Comentá y expresate