Los "chalecos amarillos" protagonizaron hoy el octavo sábado consecutivo de movilización con concentraciones en ciudades y carreteras de Francia para intentar demostrar que la protesta no cesó, pese a las acusaciones del Gobierno de que ahora sólo quedan unos pocos manifestantes y radicalizados, según consigna EFE.

Los primeros altercados se produjeron en las proximidades de la Prefectura de Policía, junto al río Sena, poco después de las 14:00 hora local (13:00 GMT), al inicio de la marcha entre el Ayuntamiento y la Asamblea Nacional.

En medio de los altercados, un boxeador francés enfrentó a la policía y, con una combinación de golpes, hizo retroceder a los efectivos.

Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate