Los operarios tomaron juntos la plancha sobre la que había que hacer la impresión. Entre los dos, la acomodaron en la prensa mecánica.

Mientras uno seguía agachado, verificando que todo estuviera en su lugar, el otro se levantó y, muy rápidamente, fue hasta la computadora que activa la máquina. Cuando el compañero se dio cuenta, la prensa ya lo estaba aplastando.

Embed

El obrero que puso en marcha el mecanismo, que hasta ese momento miraba para otro lado, dirigió entonces la vista sobre su colega, que yacía sin vida, completamente aplastado.Casi como si lo ocurrido no lo hubiera sorprendido, se acercó caminando, lo revisó un poco y luego empezó a arrastrarlo.

Al alertar a sus superiores, les dijo que había sido un accidente. Sin embargo, el video registrado con la cámara de seguridad siembra muchas dudas sobre sus intenciones. Las autoridades ya lo interrogaron y durante las próximas horas resolverán si lo imputan y por qué cargos.

Comentá y expresate