El supervisor de una fábrica en India es buscado por la policía luego de una broma que le hizo a uno de sus empleados y tuvo un increíble y trágico final.

Rakesh Wagmore tomó una manguera que lanza aire a presión y, con su empleado de espaldas creyó, que era gracioso introducirle el adminiculo en la cola a Aditya Jadhav, uno de sus subordinados. Jamás imaginó que esa tontería podría causarle un severo daño en los intestinos del trabajador que, dos semanas después, murió.

El terrible suceso ocurrió hace unas semanas en una fábrica ubicada en la ciudad de Kolhapur, India. En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la empresa se ve cómo todo empieza con Jadhav acercándose a su supervisor (Wagmore) para dialogar.

Embed

Wagmore, que tenía la manguera de aire a presión, comienza a bromear, lo hace dar vuelta y le dispara aire con el artefacto por la cabeza y espalda. Pero, de manera inesperada, le pone la punta de la manguera en la cola al trabajador que no llega a reaccionar y casi de inmediato pierde el conocimiento y cae en el suelo.

El hombre fue trasladado al hospital de inmediato. Durante 15 días peleó contra las heridas fatales hasta que su cuerpo no aguantó más y el pasado 18 de septiembre murió. Los médicos que lo atendieron explicaron que el profundo daño causado en los intestinos de Jadhav fue lo que le provocó la muerte.

De inmediato la policía local comenzó a investigar el incidente y a buscar a Wagmore, quien se encuentra desaparecido desde el día en el que el chiste tonto que le hizo a su empleado terminó en una terrible tragedia.

Comentá y expresate