"Segurola y Habana, séptimo piso", detalló Diego Maradona ante los micrófonos, enojado y decidido a desafiar a una pelea mano a mano a Julio César Toresani, por entonces jugador de Colón de Santa Fe, con quien se había cruzado y fuerte unos minutos antes durante un partido en el que vistió la camiseta de Boca.

Esa esquina donde vivió por mucho tiempo se consolidó como un hito geográfico en la Capital Federal y los fanáticos no perdieron la oportunidad. Primero la convirtieron en un santuario, con flores, cartas, rosarios y algunas camisetas como ofrendas al ídolo. Pero unos jóvenes fueron más allá: cambiaron la denominación de los carteles y bautizaron Diego a una de esas calles y Maradona a la otra. Por si fuera poco, la altura del domicilio la cambiaron por la fecha de nacimiento: 1960 a infinito, destacaron.

Embed

Por Sevilla recuerdan y bien a Diego Maradona, que tuvo allí algunos momentos de su carrera por Europa. Previo al inicio del encuentro, el golpe emocional llegó con una novedad: en lugar del minuto de silencio sonó en el estadio el tango "Mi Buenos Aires querido". Un recuerdo al "10" que se coronó con más aplausos y algunas lágrimas.

Embed

En el partido entre Everton y Leeds se aplaudió y fuerte, sobre todo porque en uno de los los bancos de suplentes estaba el entrenador Marcelo Bielsa, que durante estos días tuvo más que elogiosas palabras para con Maradona, a quien siempre puso en lo más alto del túbol internacional. Pero su colega Carlo Ancelotti, a pocos metros, fue quien más expuso emoción, casi al límite de las lágrimas.

Embed

El delantero Darío "Pipa" Benedetto convirtió un gol este sábado, el tercero para la victoria de su equipo, y lo festejó con un recuerdo para Maradona: fue hasta la cámara más cercana y señaló una bandera que estaba en la tribuna, que recordaba al ídolo argentino y del buena parte del fútbol mundial

Embed

Con el argentino Paulo Dybala como figura destacada, Juventus también participó de un momento más que emocionante cuando se realizó primero un minuto de silencio en homenaje a Maradona, una medida común en casi todos los estadios donde hay competencia oficial. Pero al minuto diez se detuvo el juego y allí si hubo aplausos durante un minuto, mientras en las plateas se proyectaba un mensaje con la frase: "Adiós Diego"

Embed

Manchester City también hizo lo suyo y con la proyección de una imagen de Diego Maradona en la pantalla principal del estadio se cumplió el minuto de silencio, con gran emoción y figuras que muy bien habían hablado del "10" desde siempre, entre ellos Pep Guardiola.

Embed

Comentá y expresate