En esta oportunidad Fernanda nos estimula la curiosidad para disfrutar de un increíble Petit Verdot.

ficha vino sarasa vol3.jpg

Conocí esta bodega por un gran conocedor de enólogos y de vinos, Gabriel Mascolo (@gabrielmascolo). Un día vio la carta y me preguntó: ¿No tenés nada del Turco (@karim_mussi)?

-Sabés que no – respondí - No llegué a catar nada de él todavía-.

-Toma el teléfono y llámalo. No te duermas, son unos vinazos- me dijo.

Al día siguiente le escribí un mensaje.

Su respuesta fue tan agradable, fue como si me conociera de siempre. Aconsejándome qué probar, qué año, qué cepa, qué potencial de guarda de cada uno de sus vinos… Casi, casi compré todos.

Hace menos de 2 meses abrí una Magnun Petit Verdot, Altocedro Finca los Galos 2014, y fue directo al decanter.

Me sorprendió tanto al ver cómo había evolucionado, (desde el 2016 que fue cuando lo caté), apostaba a que sería bueno pero la verdad que supero mis expectativas ampliamente, al punto de querer llevarme las 5 botellas que me quedan a mi casa… Qué cepa increíblemente bien trabajada, los 6 años de guarda le dieron redondez. Está en su punto justo, es un caramelo, muy frutado, con una muy linda estructura, aunque unos años más, también le sentarán bien y me volverá a sacar una gran sonrisa.

sin sarasa 2.jpg

Este vino no raspa, para los que siempre me preguntan y ese por qué tiene una explicación. En el vino no sólo cuenta la importante mano del enólogo y del agrónomo, sino también el suelo y la vid. Este Petit Verdot en particular proviene de una finca de 1 ½ hectárea, de un parral de 80 años de La Consulta, es un clon de Chateaux Margaux. Es por esto que tiene una gran concentración, es sedoso y frutado.

Mi consejo

Anímese a dos cosas, primero a conocer al Petit Verdot de Altocedro y segundo a las botellas Magnun, son excelentes para la guarda y para compartir en mesas de 6 u 8 comensales”.

Fernanda Sarasa.

Comentá y expresate