Mi pasión por el vino de guarda o viejo nace de la paciencia y del control de ansiedad que me genera esperarlo a lo largo de los años. Y esperar que el tiempo logre milagros en el mismo.

También esto me hizo aprender a tomar vinos entrados en años y a entender los cambios que se generan. Sobre todo, saber lo que voy a encontrar y lo que no, comparado con un vino joven.

ficha sin sarasa 11-9.jpg

@bodegaslopezes una de las bodegas más viejas del país, mantienen un estilo tradicional, y me facilitaba mucho las cosas, ya que me entregaba el producto terminado con añada. Lo cual un poco me aburría, ya que el trabajo interesante lo hacían ellos y no yo.

Durante los años, seguí comprando hasta que un día dejé de hacerlo, porque sabía que si alguna añada me faltaba, ellos la tendrían. A diferencia del resto de las bodegas, ya que la añada en mi cava, la generaba yo misma. Tampoco los vendía ni ofrecía ya que el público que gusta tomar López es fiel a su estilo y como decimos en el servicio, se vende solo.

Un día del 2015 @martinizarra me llamó y dijo que, para el cumpleaños de su amigo de 50 años, me traería un Montchenot 1965, para decantar a las 17 y tomar a las 22.

Y así fue, lo abrimos, peleando con un corcho que no quería facilitarnos la situación. Colador mediante, decantamos y lo dejamos en la cava hasta que fuera la hora. Previa una pequeña cata la cual me sorprendió, pero no llegó a mi corazón.

Llegada la hora encontré notas de frutas pasas, del dulce de higo de mi abuela, ahumado, aroma a tierra húmeda, en boca me revolucionó la mente, era suave y ligero. Un vino para comer, de esos que te limpian cada bocado y maridan de maravilla con casi todas las comidas. La sensación de terciopelo en el paladar me resultó única. No encontré fruta fresca ni roja, no encontré color ni cuerpo intenso, encontré equilibrio, elegancia e historia. Encontré una sensación de sorpresa que hasta el día de hoy recuerdo. Según @patricionegro encontré mi umami en el vino.

Consejo: Compre @bodegaslopez, siga guardándolos y planee la apertura de cada una de las botellas. Ya que si le damos tiempo a la apertura y reposo en decanter, nos sorprenderá como nunca.

Comentá y expresate