Por @mfsarasa

Cuando escribo una reseña de vino, sin emprolijar y en un casi borrador, se la mando a la persona, más cercana de ese vino, para que la lea y me dé su opinión. Ya que entiendo y sostengo, que atrás de cada botella de vino hay muchas manos que trabajan para que el mismo llegue a su mesa.

Hablar mal de un vino no es algo que haga. Simplemente digo, no me gustó. Está correcto, pero no me gusta. A mí, a mi persona, a mi sabor. Lo que no quiere decir que a otro le encante. ¿Es como todo, no? La ropa, zapatos, autos etc. Mi filosofía es respetar, todo el trabajo que implica lograr el vino.

Vamos a lo importante, me llegó una magnífica caja de madera con 3 añadas de @saintfelicien 2004, 2005 y 2006 de Cabernet Sauvignon.

ficha vino sarasa 28.jpg

Esta caja nos brinda la experiencia de poder disfrutar vinos que tienen hoy 14, 15 y 16 años de guarda. Imaginen si ustedes, en el 2004, compraban una caja de vino de una gama media y se la olvidaron en el fondo del armario y ordenando la encuentran. Pensarán… listo, la perdí. Y en esas curiosidades, abren la botella y la prueban. Ojalá, sea la sonrisa de oreja a oreja. Y pensarán ¿por qué no guardé más?

Esta caja con añadas, para mí, no tiene sentido si no se toman las tres a la vez. Y así poder comparar. Entonces, está bueno en una cena con amigos o familia.

Me estalló la cabeza la 2005, un terciopelo en lengua y un final en boca delicado y perfecto. ¡La 2006 todavía tiene aguante! Y hasta compraría de esa añada, si hubiera, para guardarla unos 3 años más. La 2004 no me gustó, porque la 2005 la dejó olvidada.

El Saint Felicien es un vino que guardo desde los primeros años del restaurante, es un vino que la bodega siempre va a mantener, relación precio calidad y nunca va a dejar que caiga. Es increíble que un vino que hoy está $800 en vinoteca, tenga una guarda de más de 16 años. Compre y guarde, no se arrepentirá.

Muy interesante: En www.catenawines.com tienen el reporte de todas las cosechas del 97 a la actual.

Comentá y expresate