El caso de la violación de una adolescente en el camping “El Durazno”, de Miramar, durante los festejo de Año Nuevo, tuvo este lunes la novedad del pedido de arresto domiciliario para Lucas Pitman, Juan Cruz Villalba y Tomás Jaime, los tres acusados que permanecen detenidos desde el 1 de enero.

Los abogados defensores de los acusados, Matías Varela, Marcelo Jiménez y Martín Bernat, elevaron el pedido luego de que la Cámara de Apelaciones decidiera revocar la excarcelación de los jóvenes.

Los abogados defensores consideran que “no hay peligro de fuga ni entorpecimiento probatorio”. “Además, hay una gran cantidad de pruebas que robustecen la versión de los imputados”, expresó Bernat, uno de los letrados.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho, todo ocurrió en la madrugada del 1° de enero, en pleno festejo de Año Nuevo. La víctima había llegado un día antes al camping El Durazno de Miramar, junto a sus padres, su hermano y dos familias amigas. Mientras que los cinco jóvenes acamparon en una zona arbolada del predio.

Después del brindis de las doce, la mamá de la chica notó su ausencia, comenzó a buscarla por el predio y la encontró en una carpa, rodeada de hombres. La rescató e inmediatamente llamaron a la Policía.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho, todo ocurrió en la madrugada del 1° de enero, en pleno festejo de Año Nuevo. La víctima había llegado un día antes al camping El Durazno de Miramar, junto a sus padres, su hermano y dos familias amigas. Mientras que los cinco jóvenes acamparon en una zona arbolada del predio.

Después del brindis de las doce, la mamá de la chica notó su ausencia, comenzó a buscarla por el predio y la encontró en una carpa, rodeada de hombres. La rescató e inmediatamente llamaron a la Policía.

Comentá y expresate