Una adolescente de 15 años denunció que fue violada en manada tras los festejos por Año Nuevo por al menos cuatro jóvenes que grabaron con un celular el abuso y la amenazaron con hacerlo viral si contaba algo.

La víctima conocía a los agresores del barrio por lo que pudo identificarlos y ya son cinco los detenidos, de entre 19 y 32 años. Al mismo tiempo la mamá de la joven contó que recibió amenazas por parte de la hermana de una de ellos y que ahora tiene una restricción de acercamiento.

El hecho ocurrió cerca de las 8 de la mañana del primer día del año en una de las "playitas" de la localidad misionera de Candelaria, en la zona de los baños públicos. En ese lugar ella estaba charlando con un amigo suyo, y cuando el chico salió aparecieron los tres sujetos que la abusaron sexualmente mientras un cuarto filmaba la escena.

"Mientras se producía la violación le tiraban del pelo, la rasguñaron la espalday le derramaron cerveza por su cuerpo", detalló la madre de la víctima, que ese mismo día radicó la denuncia en la comisaría.

La mujer se mostró sorprendida por la identidad de los agresores. "Esos chicos eran amigos de mis hijos, jugaban al fútbol juntos. Esto me duele el alma", sostuvo. Sobre el estado de su hija, contó que está bajo tratamiento psicológico pero que por momentos "se acuerda de lo que pasó y llora mucho". "Quiero que paguen por lo que hicieron, porque violaron brutalmente a mi hija", pidió entre lágrimas.

Los cinco hombres se encuentran detenidos por separado en comisarías de Posadas y Candelaria. Según trascendió, ya declararon ante la Justicia e intentaron despegarse del hecho, pero la adolescente ratificó la denuncia en Cámara Gesell y siguen imputados en la causa.

Comentá y expresate