Cuatro delincuentes fueron detenidos tras haber cometido un violento asalto en una casa del barrio San José. Los ladrones amenazaron con tijeras y pistolas a las víctimas, los ataron con cordones de zapatillas y huyeron con dinero y joyas.

El hecho ocurrió en una vivienda de Almafuerte al 3300 cuando joven de 26 años sacaba su vehículo del garaje y fue sorprendido por cuatro asaltantes. A punta de pistola, lo hicieron bajar del auto, le dieron un golpe en la cara y lo amedrentaron con una tijera para entrar a la casa de su abuela de 93 años y a la vivienda de atrás, donde la víctima vive con su madre.

Luego los delincuentes lo llevaron nuevamente al garaje, donde le sujetaron las manos y pies con los cordones de sus zapatos. En ese momento sonó el timbre y abrieron la puerta los ladrones. Era un amigo de la víctima, a quien también redujeron y ataron con los cordones de sus zapatos.

La víctima logró desatarse y salió corriendo hasta la estación de servicio ubicada en Independencia y Almafuerte, donde solicitó ayuda a personal del Comando de Patrullas que se encontraba cargando combustible. Los efectivos acudieron de inmediato a la casa, donde el amigo de la víctima les contó que los asaltantes se habían dado a la fuga en un Volkswagen Fox blanco por Salta en dirección a Juan B. Justo.

Los policías vieron el vehículo a unos 150 metros y se inició una persecución, a la que se sumó un móvil de Comisaría 16° que en Rufino Inda y Génova fue chocado por los ladrones. La persecución continuó hasta que los delincuentes chocaron a otro móvil del Comando en Puán y Martínez de Hoz y se dieron a la fuga hacia un descampado.

Uno de los asaltantes se escondió debajo del auto, pero fue descubierto y lo detuvieron. Personal de la comisaría 16° aprehendió a otro de los delincuentes entre los pastizales del descampado. Un móvil del Comando de Patrullas escuchó toser entre los pastizales y detuvo a un tercer asaltante.

A unos pocos metros, efectivos de Comisaría Tercera aprehendieron al cuarto integrante de la banda cuando intentaba escaparse corriendo por el descampado sin una de sus zapatillas, la que había perdido dentro del auto utilizado para la fuga. Los investigadores secuestraron una importante cantidad de joyas reconocidas por las víctimas y dinero en efectivo y dos teléfonos celulares

Comentá y expresate