Un hombre fue detenido acusado de violar a la novia de su hijo, de 18 años. La policía logró apresar al agresor luego de que la víctima realizara la denuncia en la comisaría 38 de la ciudad San Rafael, en Mendoza.

Según relató la joven, luego de abusar sexualmente de ella, su suegro la encerró en un cuarto de su casa y se fue a jugar al fútbol. El hombre fue identificado como "Potoco" Ureta de 41 años, quien fue imputado este miércoles por “abuso sexual agravado" y fue trasladado a la cárcel de San Rafael.

La policía mendocina adelantó que el acusado ya acumulaba varios antecedentes penales, como homicidios, intentos de homicidio, narcotráfico y delitos contra la propiedad.

Todo ocurrió cuando la joven fue a visitar a su novio. El padre aprovechó que su hijo no estaba en la casa y tras violentos forcejeos, la violó.

"Me dijo que me iba a matar a trompadas, me agarró del cogote y me bajó los pantalones, yo le pedí que no lo hiciera, que no me lastimara", detalló la joven al diario San Rafael, según publicó Crónica.

Embed
"Me dijo que me iba a matar a trompadas y me bajó los pantalones"

De acuerdo con la denuncia, el agresor la encerró en un cuarto, y luego de agredirla sexualmente, se fue del lugar. En ese momento fue cuando ella logró escapar y avisarle a las autoridades. “Cuando vi que la reja estaba abierta salí corriendo. Le pedí ayuda a un vecino, le conté que me habían violado y llamamos a la Policía”, contó.

Le pedí ayuda a un vecino, le conté que me habían violado y llamamos a la Policía.

Los efectivos fueron hasta el lugar y trasladaron a la joven hasta la comisaría 38 para luego derivarla al hospital local Schestakow, donde la atendieron y confirmaron las lesiones en distintas partes del cuerpo.

El agresor fue detenido en localidad de Cuadro Benegas, donde estaba jugando al fútbol, como si nada hubiera pasado. La Policía Científica le secuestró prendas de vestir y ropa de cama que fueron peritadas.

Comentá y expresate