sábado 18 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Video: un hombre le tocó la cola y así reaccionó la camarera

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Emelia Holden, de 21 años, estaba preparando las órdenes y atendiendo las mesas en el Vinnie Van Go-Go's de Savannah, Estados Unidos, cuando un cliente pasó caminando detrás de ella y le tocó la cola. Tanto el abuso como la reacción, quedaron registrados en primer plano por la cámara se seguridad del restaurante. Ella pasó a ser una "heroína".

La imágenes comienzan con Emelia tomando el pedido de una de las mesas del patio. Cuando vuelve al mostrador para dejar la orden, el agresor aparece en escena. Con una impunidad que él creía absoluta, le toca la cola -los comentarios indican que "en realidad se la agarra"- con la mano izquierda y sigue caminando.

Pero la chica no lo deja ir. Se da vuelta inmediatamente, lo agarra de la parte de atrás de la remera y le hace una "llave" para empujarlo contra la pared y tirarlo al piso, junto al mostrador. Mientras queda tirado, Emelia lo enfrenta por su comportamiento. Con palabras.

"Hice lo que creí que era lo mejor. 'Bajé' al tipo e hice que mis compañeros llamaran a la Policía", contó la chica. "Tan pronto como los oficiales vieron las imágenes de las cámaras, arrestaron al hombre. Estuvo en la cárcel hasta el lunes, así que, en mi opinión, obtuvo lo que se merecía", agregó.

Embed

Como publica el Daily Mail y puede verse en los datos de registro de la cámara, el abuso fue antes de las 23 del 30 de junio. Después de pasar dos noches en una celda, el hombre fue liberado, el 2 de julio.

Emelia envió un mensaje para otras camareras y mujeres en general que sufren agresión sexual en sus trabajos. "Todo lo que quiero de esta experiencia es que las mujeres sepan que está bien defenderse", aseguró. Y eso por eso que los medios de Estados Unidos y el mundo se hicieron eco del comentario de que se convirtió en una "heroína". Por el mensaje de que las mujeres deben ser respetadas y hacerse respetar.

Respecto a los comentarios sobre el "shorcito ajustado" con el que estaba caminando entre las mesas, la joven fue clara: "Sepan que tienen todo el derecho de ponerse lo que quieran".

No trascendió la cara ni la identidad del cliente agresor, pero este episodio de agresión sexual ya se volvió un antecedente para la Policía.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar