En los último meses Agustina Orcellet vivía amenazada. Su novio la hostigaba y los ataque verbales se habían extendido a toda su familia.

El sábado decidió poner fin a la relación y fue a la casa de Juan Gabriel. Al día siguiente, al ver que la chica no había regresado, su familia avisó a la policía. Cuando llegaron a la vivienda del hombre encontraron una escena de horror: la joven había sido asesinada de cinco balazos. Tenía 23 años.

En la vivienda también encontraron ahorcado a Juan Gabriel Lierna, de 30 años. La carátula de la causa muestra la secuencia que reconstruyeron los investigadores en base al testimonio de allegados y las primeras pericias: homicidio seguido de suicidio.

El ataque se produjo una vivienda tipo chalet, ubicada en la parte posterior de un predio de la calle Belgrano y 12 de Octubre, en Máximo Paz, partido de Cañuelas.

Agus.jpg

La joven fue encontrada tendida sobre una cama matrimonial, con varios orificios de bala. A su lado, hallaron dispersas cinco vainas servidas de 9 milímetros. El cuerpo de Lierna estaba a unos metros, colgado con una soga de una viga del techo.

El arma no pudo ser encontrada en la escena del crimen y según trascendió, los investigadores creen que allegados a Lierna pudieron haber ingresado antes que llegaran los policías.

Según contaron algunos testigos, Lierna tenía "amenazada de muerte" a Agustina y estos ataques se habían extendido también a su familia. El sábado ella había tomado la decisión de poner fin a la relación, que había comenzado hace más de dos años. Por eso fue hasta la casa de quien terminaría siendo su asesino.

En las redes sociales, familiares y amigos expresaron su dolor. "No hay palabras ni consuelo, me duele el alma prima. Te arrancaron la vida llena de sueños... Una persona maravillosa, hermosa, sencilla. Te amo y siempre te voy a recordar (...) con esa sonrisa hermosa tan alegre", escribió Gisela, la prima de Agustina, en Facebook, entre decenas de posteos que despidieron a la joven.

En la Argentina, como consecuencia de la violencia de género, cada semana son asesinadas cinco mujeres. El dato surge del relevamiento realizado por el Observatorio de Femicidios del Defensor del Pueblo de la Nación, que detectó 139 femicidios en el primer semestre de este año.

La mujeres jóvenes representan casi la mitad de las víctimas: el 18% son menores de 18 años y el 30,9% tienen entre 19 y 30 años.

Buenos Aires es, justamente, la provincia en la que más casos se produjeron en el primer semestre, con un total de 42; es decir, el 31% del total.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate