Abuelos, hija, nietos y al parecer dos primos, presuntamente no se percataron de que la olla derramó el contenido sobre la cocina, lo que apagó el fuego de la hornalla y ocasionó que el gas quedara escapando. Todos se quedaron dormidos y murieron envenenados.

Siete integrantes de una familia fueron encontrados muertos, con espuma en la boca, la noche del jueves, en el departamento que habitaban. Cinco adultos y dos niños, supuestamente, fueron víctimas de fuga de gas en la estufa, al derramarse el contenido de una olla y apagarse la flama y el piloto. El hecho ocurrió en la localidad de Hidalgo, México.

La estremecedora tragedia conmocionó no solo a habitantes de la Unidad Habitacional CTM, sino de otras partes del municipio de Tizayuca, ya que la noticia corrió como reguero de pólvora, por el impresionante despliegue policial y de cuerpos de socorro.

El consternado hombre refirió que encontró en camas y pasillos a su esposa Deyanira “V” “V”, de 28 años; a sus suegros, Paula Irene “V” “C” y Narciso “V” “G”, de 54 y 55 años, respectivamente, así como a sus hijos Jesús Matías y Dania Esmeralda, de uno y cinco años.

Además a Jazmín “B” “V”, de 24 años, y a Geovani de Jesús “V” “V”, al parecer primos del ama de casa y sobrinos de los adultos mayores.

El secretario de Seguridad Pública de Tizayuca, Edwin Hernández, confirmó el trágico suceso, señalando que en el departamento no se encontraron huellas de violencia y tampoco de tortura, al tiempo de señalar que la necropsia de ley revelará las verdaderas causas de muerte.

Comentá y expresate