La modificación de la ley 11.825, que a partir de la última temporada permitió en todo el territorio provincial la venta de bebidas alcohólicas hasta las 23, dos horas más del tope nocturno que rige para almacenes, supermercados y otras bocas de expendio, volverá a las 21 a partir de mayo.

La iniciativa que generó cierta polémica aunque era reclamada por comerciantes locales, había comenzado a regir desde diciembre pasado con un plazo de cinco meses, por lo que desde este jueves el horario para la venta de alcohol regresará a las 21.

El proyecto aprobado a fines del año pasado, tuvo el visto bueno de la Legislatura provincial, donde casi no recogió reparos. La propia Gobernadora había escuchado la demanda de directivos de cámaras empresariales y comerciales y por ello apoyó el cambio. Las únicas objeciones pasaron por la Iglesia y organizaciones como Corazones Azules Argentina, que se dedica a concientizar sobre las responsabilidades de los conductores de vehículos.

Comentá y expresate