El juez federal subrogante de Dolores, Martin Bava, volvió a convocar a declaración indagatoria al intendente de Pinamar, Martín Yeza, para el próximo 4 de noviembre, en la causa que investiga supuestas irregularidades en el uso de las tarjetas Alimentar, informaron fuentes judiciales.

"No existen razones para hacer lugar a los recursos presentados, suspender el trámite del proceso que se sigue al Sr. Martín Yeza o suspender su convocatoria a prestar declaración indagatoria", sostuvo el magistrado al rechazar planteos de la defensa.

También afirmó que "las razones señaladas ahora por la defensa (planteo de recusación) carece de sustancia para generar el perjuicio o gravamen que señala".

La defensa había pedido que la indagatoria quede suspendida hasta que la Cámara Federal de Mar del Pata resuelva un planteo de recusación presentado contra el juez Bava, quien se negó a apartarse del caso.

"Me permito repasar que la defensa, ante cada convocatoria que ha cursado el Tribunal para que comparezca a prestar declaración indagatoria, ha presentado recursos de reposición y apelación en subsidio, invocando en cada oportunidad diferentes causales (tiempo para preparar la defensa, nulidad de la convocatoria e incompetencia)", analizó Bava, al rechazar este planteo.

Yeza estaba convocado para hoy, pero había pedido que se suspenda el trámite mientras tramitan recursos, algo que rechazó el magistrado.

La indagatoria quedó suspendida y se reprogramó para el 4 de noviembre a las 12, porque el abogado defensor de Yeza, Ignacio Jakim, presentó un certificado médico con el que justificó que "se encuentra imposibilitad" de concurrir antes al juzgado para asistir a su cliente.

La causa en la que quedó imputado Yeza se abrió en marzo último, tras una denuncia por supuestos gastos hechos por parte de terceras personas y no por los titulares a cuyo favor estaban emitidas las tarjetas "Alimentar".

Las tarjetas eran entregadas a cada municipio que debía custodiarlas y repartirlas a los beneficiarios, según explicaron fuentes del caso.

Según la investigación, el uso indebido habría ocurrido con unas 55 tarjetas por un monto cercano a los dos millones de pesos.

En la causa ya están procesados dos exfuncionarios de la Municipalidad de Pinamar, Nora Ponce y Javier Tumas, por presunta omisión de control y otras 4 personas acusadas de haber sido quienes usaron las tarjetas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate