El primer ministro de Inglaterra, Boris Johnson, anunció este lunes que a partir del jueves 24 de febrero finalizará el aislamiento obligatorio de las personas infectadas por Covid-19 en el país. De esta manera quedará eliminada la principal restricción que quedaba contra el coronavirus luego de dos años de pandemia.

En su discurso en el Parlamento, Boris Johnson dijo a los diputados que a partir del próximo jueves se pondrá fin "a la obligación legal de autoaislarse tras una prueba positiva" en Inglaterra.

El plan del gobierno de Inglaterra establece que el virus pasará a ser endémico, pero que deberá ser mantenido bajo control con vacunas y tratamientos. Por eso es que Johnson instó a la población a "no abandonar la cautela", pero dijo que había llegado el momento de "alejarse de prohibir ciertas conductas o de imponer ciertas conductas, y más bien animar la toma de responsabilidad personal".

Sin embargo, este plan no cuenta con una total aprobación científica, ya que algunos expertos señalaron que tomar estas medidas podría ser muy riesgoso y aumentar el número de casos del virus, perjudicando la posibilidad de proteger al país de futuras variantes.

El director del Oxford Vaccine Group, que desarrolló la vacuna de AstraZeneca, Andrew Pollard, dijo que "la decisión de cuándo y cómo reducir las restricciones es sumamente difícil". Además, agregó que es fundamental mantener “la vigilancia sobre el virus, digamos que un sistema de alerta temprana, que nos avise cuando surja una nueva variante y nos dé la capacidad de detectar si esa nueva variante está causando enfermedades más severas que ómicron”.

El gobierno de Boris Johnson ya había levantado en enero la mayoría de las restricciones en Inglaterra, como la obligación de presentar una constancia de vacunación para entrar en un espacio cerrado y ya no era obligatorio el uso de barbijos, a excepción de los hospitales.

boris johnson 3.jpg
Boris Johnson anunció el fin de las restricciones por Covid-19 en Inglaterra.

Boris Johnson anunció el fin de las restricciones por Covid-19 en Inglaterra.

El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, también anunció este lunes que aquellas personas que sean consideradas vulnerables y los mayores de 75 años en el Reino Unido podrán recibir una cuarta dosis de la vacuna contra el Covid-19 a partir del inicio de la primavera. Esto se debe también a una recomendación que hizo el Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización (JCVI) del país.

El JCVI mantendrá bajo revisión si el programa de dosis de refuerzo debería extenderse a más grupos considerados de riesgo”, señaló Javid.

Las actuales evidencias científicas apuntan a que la inmunización que generan las vacunas decae con el tiempo y muchos de los individuos incluidos en los grupos de adultos más mayores del país recibieron su dosis más reciente el pasado septiembre u octubre. El JCVI considera que estas personas son quienes afrontan un mayor riesgo de contraer Covid-19 en un estado grave.

“Sabemos que la protección contra la covid-19 se desvanece con el tiempo. Es por esto que ofreceremos una dosis de refuerzo a aquellos que afronten riesgo más alto de contraer enfermedad grave para asegurar de que mantienen un alto nivel de protección”, dijo el ministro.

Esta cuarta dosis se ofrecerá a los mayores de 75 años, a los residentes en hogares de ancianos y a los mayores de 12 años que sean inmunodeprimidos. Los adultos podrán optar a una cuarta inyección de Pfizer o Moderna mientras que aquellos con edades entre 12 y 18 años recibirán Pfizer.

En ese sentido, Wei Shen Lim, presidente del programa de vacunación contra el Covid-19 del JCVI, dijo este lunes que el proyecto de la dosis de refuerzo del año pasado "ha proporcionado, hasta la fecha, una protección excelente contra la covid-19". "Para mantener altos niveles de protección para los individuos más vulnerables de la población, una dosis extra de la vacuna esta primavera se recomienda antes de introducir un programa de vacunación de refuerzo a finales de año”, señaló.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate