En las primeras horas de este martes la policía capturó a otros dos sospechosos por el crimen de Jorge Bustamante, el joven de 24 años que apareció muerto en un arroyo a 15 kilómetros de la ciudad de Tandil después de estar desaparecido cuatro días. Así, ya son tres los detenidos y para los investigadores el homicidio está esclarecido.

El primero en caer había sido Nahuel Morales, con quien la víctima se había encontrado por lo menos en tres oportunidades. Para la policía el joven de 19 años fue la "carnada" para llevar a Bustamante a un lugar en el barrio La Movediza y, una vez ahí, dejarlo expuesto para que los otros dos sospechosos pudieran asaltarlo. Ellos son Emanuel Ramírez, también de 19 años, y Angel Tami, de 20. La hipótesis es que "sorprendieron" a Bustamante y Morales en pleno encuentro y, ante la resistencia de la víctima, habría sido Tami quien tomó el cinturón de cuero y asfixió al joven hasta matarlo. Otra versión indica que lo hizo solamente porque los reconoció.

Lo cierto es que después de cometer el crimen, metieron el cuerpo en el baúl, salieron del barrio y desde un puente, a unos 5500 metros de la Ruta, tiraron a la víctima al arroyo. La Policía encontró las zapatillas de Bustamante en la casa de Tami.

La autopsia

Jorge Bustamante murió por "asfixia por estrangulamiento" y se quiso defender. Así lo determinó el informe de los forenses que se conoció en las últimas horas.

El cuerpo presentaba además cortes “en la región superciliar y el párpado superior” de su ojo derecho, y también “un golpe en el antebrazo izquierdo y en el muñeca” que, para los peritos, “son compatibles con lesiones de defensa”.

Comentá y expresate