Tras el retroceso de Pinamar a fase 3 por el aumento de casos de coronavirus, el intendente Martín Yeza hizo un análisis del impacto de la medida y dijo que "continúan muchas actividades pero con ciertas restricciones".

El jefe comunal publicó un mensaje en las redes sociales para referirse a la situación sanitaria. "Solidariamente, en nuestra terapia intensiva, los internados que tenemos provienen derivados de otros municipios", señaló.

Embed

El retroceso de fase implica nuevas restricciones. Los locales gastronómicos deben cerrar a las 23 -una hora antes que en la fase 4- y el resto de los comercios a las 20.

Además, en la fase 3 están prohibidas las reuniones sociales en casas particulares, las actividades deportivas de más de 10 personas y el Casino y los bingos deben permanecer cerrados. Gimnasios y shoppings podrán seguir funcionando con un aforo del 30%. La circulación continuará restringida desde las 0 hasta las 6 de la mañana

Embed

Comentá y expresate