Verónica Borelli, la madre de Lucía Bernaola, celebró este viernes la expulsión de siete policías de Balcarce que dejaban salir a presos de la comisaría a cambio de plata.

Se trata de la madre de la adolescente que murió tras ser atropellada en la costa en junio de 2017. Por el hecho fue preso Federico Sasso, un joven que manejaba alcoholizado y alta velocidad. En su momento, Sasso estuvo detenido en Balcarce y Borelli denunció que lo dejaban salir de la comisaría. Luego, el imputado fue beneficiado con arresto domiciliario.

"Yo sabía que era cierto, presenté las pruebas por el caso. Nunca vi a Sasso en la calle, pero sabía que era así, por algo los desafectaron, entre ellos está el comisario", explicó ahora, tras conocerse la medida.

Y agregó: "No es justo. Este es el comienzo, el principio de lo que se tienen que enterar. Vamos a lograr más cosas con Maximiliano Orsini, mi abogado".

Para concluir, agradeció el apoyo del Gobierno bonaerense y cuestionó el labor del personal de la oficina de Asuntos Internos de Mar del Plata. "A mí me ayudaron todos, desde el ministro Cristian Ritondo hasta el jefe de Asuntos Internos de la Policía de la provincia de Buenos Aires. La oficina de Asuntos Internos de acá no me dio bola, ya nos vamos a encargar de ellos también", finalizó Borelli.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate