Una joven de 22 años fue asesinada esta mañana a puñaladas en la puerta de su casa en la ciudad de Tucumán por el padre de sus hijas menores, quien luego fue detenido por el femicidio, informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal de la provincia.

Se trata de una joven identificada por la policía como María Alejandra Sarmiento (22), quien fue atacada a puñaladas por su ex pareja.

"Yo te voy a matar porque yo te amo. Te voy a matar y me mato con vos", le dijo su ex por teléfono y ella lo grabó. Con ese audio, el domingo 29 de marzo, María fue a la comisaría El Colmenar, de San Miguel de Tucumán, ciudad donde estaba viviendo, y denunció por amenazas a su ex, del que había escapado desde Mendoza con sus dos hijos.

Según sus familiares, como no recibió respuestas de la Policía, María Alejandra se fue a la seccional de Villa Mariano Moreno el lunes 30, y el martes 31 también. Pero no la ayudaron. El viernes 3 de abril se convirtió en la quinta víctima de un femicidio en Tucumán en lo que va del año.

detenido.jpg

Según los investigadores judiciales, todo comenzó cuando Edmundo Martínez (55), padre de las hijas menores de Sarmiento, se presentó en la casa de su ex mujer, en el asentamiento Sánchez de Villa Mariano Moreno, en la zona norte del Gran San Miguel de Tucumán.

De acuerdo a lo que pudieron establecer los pesquisas, como la mujer salió de la modesta vivienda para salir a comprar alimentos cuando fue sorprendida por su ex pareja, quien comenzó a atacarla con un cuchillo en distintas partes del cuerpo.

Mientras el hombre atacaba a su ex mujer, la hermana de la víctima pretendió intervenir para evitar que la matara pero fue herida también con algunos cortes en las manos y en los brazos.

Según las fuentes, Sarmiento cayó malherida en la vereda y murió antes de que pudiera ser atendida por los médicos que fueron llamados por los vecinos del barrio.

En tanto, los vecinos y un policía que reside en la zona redujeron al agresor y lo trasladaron hasta la sede policial más cercana, donde quedó detenido y en las próximas horas declarará en la Fiscalía de Homicidios II, a cargo de Adriana Giannoni.

Los investigadores intentan ahora determinar los motivos del femicidio, aunque algunos conocidos de la víctima relataron a los investigadores que eran frecuentes las peleas entre ambos.

Además, los pesquisas determinaron que hubo denuncias previas de la mujer contra su ex pareja por otros episodios de violencia de género y que el hombre debía cumplir medidas de restricción impuestas por la Justicia pero las violó para concretar su ataque.

Con el crimen de Sarmiento, ya suman cinco los femicidios ocurridos este año en Tucumán, casi la mitad del total (11 casos) registrados durante todo el año pasado, lo que refleja un incremento importante.

El primero de ellos ocurrió el pasado 9 de enero y la víctima fue Luciana Beatriz Salazar, una joven de 24 años y madre de cuatro niños, quien fue asesinada de una puñalada en el cuello en una casa de la capital tucumana.

Por ese hecho, fue detenida su pareja, Pedro Pablo “Dengue” Rojas, acusada de cometer el femicidio en medio de una discusión.

En el mismo mes pero el día 20, Alba Silva (32) fue asesinada a mazazos en una casa de misma ciudad y por el femicidio detuvieron a su pareja, apodado “Pila”, quien habría intentado suicidarse antes de huir de la escena del crimen.

En tanto, el 14 de febrero fue hallada ahorcada en su vivienda Iris Medina y su pareja, Gustavo Lora, dio aviso a la Policía de que su mujer supuestamente se había suicidado, pero sin embargo comenzó a ser investigado por el femicidio y quedó detenido a las pocas horas. Días después, la Justicia le otorgó la libertad bajo fianza.

Por este motivo, la madre de la víctima organizó una marcha el 5 de marzo pasado en la que reclamó justicia por su hija y pidió que vuelvan a encarcelar a Lora, a quien sindicó como autor del crimen.

Por último, el 23 de febrero Jessica Paola Ortiz (44) fue atacada a machetazos en la cabeza durante una fiesta y murió días después, y por el femicidio detuvieron a un familiar de la víctima, identificado como Fabián Moyano.

Tucumán es una de las provincias que no adhirió a la Ley Micaela, que prevé la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que trabajen en la función pública en los tres poderes del estado.

Sancionada el 19 de diciembre de 2018, la ley entró en vigencia en enero de 2019 y según el Gobierno nacional, el 70% de las provincias y 500 municipios ya la aplican.

Comentá y expresate