La petrolera YPF aumentó el precio de sus naftas en un 4,55% y del gasoil un 4,89%, como consecuencia del aumento en el Impuesto a los Combustibles Líquidos, el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent.

De esta manera la compañía de mayoría accionaria estatal se sumó al incremento dispuesto por la empresa Raizen, operadora de la marca Shell en la Argentina, que decidió aumentos del 9,5% al argumentar los mismos motivos de costos.

Además de las dos compañías que controlan alrededor del 75% del mercado de combustibles al público, se espera que en las próximas horas hagan sus anuncios de incrementos el resto de las petroleras como Axion, Puma, Gulf o Dapsa.

Desde la petrolera nacional se informó que a pesar de los incrementos y en un mercado en competencia, "los precios de YPF se siguen ubicando entre los más bajos de la región".

Como ocurrió en otras oportunidades, el mayor incremento porcentual en los precios del gasoil tiene que ver con el componente importado de este combustible en el abastecimiento de la demanda local, ya que la Argentina es deficitario en ese segmento.

La empresa YPF informó que los aumentos reflejan "el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento en el Impuesto a los Ciombustibles Líquidos (ICL) e Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), el tipo de cambio y las variaciones en el precio del crudo Brent".

Los precios anunciados por YPF "siguen siendo de los más bajos de la región", tanto en naftas como en gasoil, subrayó el comunicado.

Los incrementos en la petrolera se suman así al 9,5% de aumento implementado por Shell, que rigen desde el sábado. Y al resto de las petroleras, que se sumarán a los aumentos en las próximas horas, como Puma (desde mañana) y Axion que aún monitorea el mercado pero, seguiría los pasos de YPF.

Comentá y expresate