Luego de cerrar la planta de Mar del Plata y de Cruz del Eje (Córdoba), Zanella, una marca con 70 años de historia en el país, despidió a 75 operarios de su planta en Caseros.

Cuando los trabajadores se presentaron este jueves a las 6 de la mañana se encontraron con todas las manzanas rodeadas de polícias de la Provincia de Buenos Aires, patrulleros dentro de las plantas y una nueva empresa de seguridad que se encargó de darles una copia del telegrama de despido a los 75 operarios de línea de producción que estaban despedidos, según informó el diario BAE. Sólo quedó personal jerárquico y administrativos.

La empresa fabricante de motos tenía en enero 500 trabajadores, hoy apenas quedan 50 trabajadores en su planta de San Luis y 50 en la planta de Caseros. En esa localidad, los trabajadores vienen hace meses sufriendo la crisis de la empresa, cobraban los sueldos de a $2000 y $5000 semanales, no cobraron aguinaldo ni vacaciones.

La semana pasada, el dueño de la empresa les había ofrecido a sus trabajadores pagarles con unos equipos electrógenos que estaban abandonados en la fábrica hace años. “Ahora nos despide con el artículo 247, para pagarnos el 50% de la indemnización en ocho cuotas, algo que no corresponde”, relató uno de los trabajadores.

En el telegrama, la empresa explica que el ajuste se debe a que se derrumbaron los índices de producción y consumo. Explica que “pedimos ayuda a organismos públicos nacionales, provinciales y privados para conseguir financiamiento o medidas paliativas no hemos podido alcanzar una situación de equilibrio”.

Comentá y expresate