El ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia Carlos Zannini, detenido ayer en Río Gallegos, Santa Cruz, aterrizó esta madrugada en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, fue trasladado a los tribunales federales de Comodoro Py y posteriormente fue llevado a la cárcel de Ezeiza.

Zannini tomó el vuelo regular 1883 de Aerolíneas Argentinas que conectó Río Gallegos con Buenos Aires a las 2.40. La indiferencia de los pasajeros fue total cuando él se instaló en su asiento, en la última fila. El viaje terminó casi sobre las 6.

Ya en Buenos Aires, el ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia salió de la aeronave esposado, con chaleco antibalas y casco, y fue trasladado inmediatamente a Comodoro Py, adonde cumplió con trámites vinculados a la causa. Posteriormente, con una fuerte custodia del Servicio Penitenciario Federal, fue trasladado al hospital penitenciario del penal de Ezeiza.

En un fallo sin antecedentes históricos, el juez federal Claudio Bonadio procesó ayer a Zannini, a la ex presidenta Cristina Kirchner y a otros colaboradores con prisión preventiva por traición a la patria: entendió que motorizaron la firma de un pacto con Irán para exculparlo por el ataque a la AMIA a cambio de restablecer relaciones comerciales.

También fueron detenidos el ex canciller Héctor Timerman, quien permanecerá en su casa debido a su estado de salud; los ex piqueteros Luis D'Elía y Fernando Esteche, y Jorge Khalil, cercano al gobierno de Irán. Todos fueron embargados por 50 millones de pesos.

Además, fueron procesados sin prisión preventiva el jefe de la Secretaría de Inteligencia Oscar Parrilli, el ex número dos Juan Martín Mena; la ex procuradora Angelina Abbona, el diputado Andrés Larroque y el supuesto agente de inteligencia Alan Bogado.

La ex presidenta Cristina Kirchner, quien juró como senadora nacional hace apenas nueve días, denunció que se trata de una persecución política y un dislate jurídico. De todos modos, en el Senado no prosperará el pedido de desafuero. Lo más probable es que penda sobre la ex presidenta la posibilidad de quedar detenida durante los años que dure el proceso.

La causa se originó por la denuncia que había realizado el fiscal Alberto Nisman, entonces titular de la Unidad Fiscal AMIA, cuatro días antes de morir, en enero de 2015.

Fuente: La Nación

Comentá y expresate