El ARA Islas Malvinas zarpó para sumarse a la búsqueda del submarino San Juan, desaparecido el 15 de noviembre en el Atlántico con 44 tripulantes a bordo, en un operativo en el que participan otras dos naves. El buque salió la madrugada de hoy desde la Base Naval Ushuaia, para reincorporarse a la búsqueda con el ROV (vehículo operado remotamente) ruso embarcado Panther Plus.

La Armada estimó que este tercer buque, que se encontraba al sur del país efectuando su alistamiento llegará a la zona de operaciones este miércoles.

En el área de búsqueda también están el buque oceanográfico ruso "Yantar" y la corbeta argentina "Spiro". Esa zona fue delimitada a unos 430 kilómetros de la costa argentina en torno a una zona del océano Atlántico donde diversas agencias internacionales informaron de la detección de una explosión horas después de desaparecer la nave, cerca de donde se produjo la última comunicación con la tripulación.

Ese día, el comandante había informado a sus superiores de que se había producido un principio de incendio en un compartimento de baterías por la entrada de agua a través de un conducto de ventilación; un problema que según la Armada fue resuelto y el submarino pudo seguir su viaje hacia Mar del Plata.

El cuerpo militar recordó que "no escatimaron ni hubo restricciones presupuestarias"y que están "evaluando distintas opciones" para contratar a especialistas y equipamiento que permitan dar con la localización del submarino, desaparecido hace 60 días.

Familiares y amigos de los 44 tripulantes habían reclamado que nuevas embarcaciones se sumen a la búsqueda y pidieron ser recibidos por el presidente Mauricio Macri.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate